Skip to content

Descubre la fascinante historia del Arte Mesopotámico

Hoy en día, el mundo del arte tiene muchas ramas y es impresionante ver como cada cultura tiene su estilo y forma de expresión artística. Pero hoy, en esta ocasión, hablaremos sobre una de las culturas más impactantes y llamativas en el mundo del arte: el arte mesopotámico.

El arte mesopotámico

Se desarrolló en una zona geográfica que comprendía el territorio de Irak actual, entre los ríos Tigris y Éufrates. Esta región fue conocida como Mesopotamia, la cuna de la civilización. Durante este período, desde el 4000 a. C hasta aproximadamente el 539 a. C, el arte mesopotámico tuvo un papel importante en la sociedad.

Dentro del arte mesopotámico, podemos encontrar una amplia variedad de expresiones artísticas que van desde la cerámica, la escultura en piedra, la arquitectura y otros tipos de arte. Cada una de estas formas de arte tenían una razón de ser, como la representación de deidades o la exaltación del poder y la riqueza de la aristocracia.

Si bien, el arte mesopotámico se puede diferenciar en diferentes épocas, cada período se caracteriza por distintos aspectos. Encontramos los periodos tempranos, que incluyen el arte de la civilización de Sumeria y Akkad. En estas épocas la cerámica se utilizaba como parte de los objetos de la vida diaria y las esculturas eran utilizadas en templos y palacios, principalmente.

El tercer periodo

Destaca dentro del arte mesopotámico es el de la cultura de Babilonia. Ésta tuvo un gran desarrollo en la arquitectura con la construcción de la Torre de Babel, la cual estaba adornada de gran cantidad de frescos y relieves. Además, se dio un gran auge en la escultura, se hicieron grandes figuras humanas y animales con detalles muy finos y precisos.

Leer más:  El arte de los Mexicas

La cuarta y última etapa es la de la cultura asiria. En este periodo, predominó la escultura y la arquitectura. Se construyeron grandes palacios para los reyes y las esculturas que se realizaron tenían mucho realismo y expresión.

En conclusión

El arte mesopotámico es un conjunto de formas de expresión artística que fueron llevadas a cabo por una civilización que tuvo gran importancia en el mundo antiguo. Gracias a esta cultura, hoy en día podemos conocer más acerca de los inicios de la humanidad y cómo se desarrollaron las primeras expresiones artísticas. El arte mesopotámico sigue sorprendiéndonos por su belleza y riqueza cultural, y continúa inspirando a artistas de todo el mundo. Es por eso que debemos seguir valorando y estudiando esta gran cultura que dio tanto al mundo del arte.