ANTOLOGÍA DE POESÍA DE POESÍA SANTIAGUEÑA - Lucas Daniel Cosci

 

Selección de textos y edición Mariano Cuevas

 

Lucas Cosci

 

Lucas Daniel Cosci, (Santiago del Estero, Argentina, 1966) Es Profesor y Licenciado en Filosofía. Ha ejercido la docencia en el ámbito universitario y en instituciones de Nivel terciario de esta provincia. Dueño de un estilo y un lenguaje poético muy particular, sus poesías, cuentos y ensayos han sido difundidos en revistas en papel y virtuales relacionadas con la cultura. Así mismo ha publicado notas y artículos en suplementos culturales de la provincia. Ha recibido numerosos premios y distinciones por sus textos y su actividad cultural. Entre ellos podemos mencionar los siguientes: Concurso 90 Aniversario Diario EL LIBERAL, 1989; Concurso V Centenario o Encuentro de Dos Mundos, diario EL LIBERAL, 1992; IV Concurso Nacional de cuento y poesía Adolfo Bioy Casares, en 2010. Entre sus trabajos destacados mencionamos Conversaciones intempestivas. Jorge Rosemberg: "Santiagueño por atardecer", 1958, Estación Grombrowicz, Libros Mundiales. La literatura del siglo XX a través de los mundiales de fútbol y "El telar de la trama. Narrativa e identidad en Orestes Di Lullo", que fuera editado por la Editorial Universitaria de Santiago del Estero (EDUNSE). Es autor de la novela Faustino (2011) y del libro de cuentos La memoria del viento (2012). Administra el blog El Cuaderno de Asterión que se mantiene on line desde el año 2009 (http://elcuadernodeasterion.blogspot.com/)

 

 

Oscuridad
la noche está oscura
pero llueven en el cielo fulgores del ocaso,
ladridos de perros,
la carne del silencio masticada,
heredad caníbal derramada sobre el manto negro del corazón.
Mi poesía sube hacia el abismo,
se entiniebla,
parpadea entre la llama de una vela
que el último soplo de la brisa acaba de apagar.
Con una palabra primitiva
he convocado un mundo de dioses ausentes
adonde me hundo como en un pozo de cielo derramado.
Desde allí,
como un animal herido,
he decidido lanzar un gemido miserable
a los gorriones del último reino.

 

Elegía de una metáfora imposible
Como un barco traficante
que lleva y trae
estibas de sentido
entre un puerto y otro puerto,
se despeja un nuevo dominio en el decir
para luego la ruta ser posible.
No puedo resistir esta poética insolencia
de buscar esa palabra imposible
adonde ella se diga a sí misma,
adonde se muestre desnuda y sola
en su más salvaje ingenuidad,
y hacerla mía para siempre.
Sin embargo,
me quedo mirando siempre desde el puerto
con las manos vacías y el alma desolada.

 

Reencuentro
Vuelvo a encontrarme
en el zaguán de la memoria
con aquel que me diera la posta de sus días,
que yace en un andén de seres encriptados.
Y le tiendo la mano como a un pordiosero
pero se da vuelta y se va
sin hablarme y sin mirarme...
Porque sus ojos no soportan esta ruina.
Porque sabe que lo he condenado para siempre.

 

Detrás del Aqueronte

                                         A mi gran amigo Victor Manuel Villalba

Siempre los bordes, la cornisa, el fragor del precipicio, sabias que alguna vez quedarías con los pies en el vacío.
Me entristece, pero no me sorprende.
Me lastima, pero no me arrebata.                   

Mi pregunta ahora es a qué lugar te has ido, detrás del Aqueronte.
La cartografía dantesca te queda corta, a lo mejor defectuosa.
No al infierno, lugar de cretinos y traidores.
Tampoco al paraíso, privilegio de los tibios.
El destino creo ha ensayado para vos una variación escatológica:
Un lugar adonde el horizonte se enreda sobre sí mismo,
a donde juegas a perderte para siempre,
a perseguir la estela fugaz de tu propia sombra.
Tú lugar ha sido siempre el extravío.

Desde aquí puedo escuchar sin fin tu insolente carcajada que no sabe de sí misma.

 

El amor y la furia
                                            A Juan Gelman

Tienes el dolor de un ángel partido por un sable de diamante.
Hablas desde la nocturna estación de la memoria.
Y cuando hablas,
un río de pueblo lacerado nos salpica el pecho,
nos desbasta el alma
hasta hacernos trigo de ese pan
que en la puerta del horno se nos quema,
(como Cesar Vallejo solía decir,
memorable y despiadadamente).
Me doy a pensar que escribes con el amor y la furia
de un Dios que se ha ido sin aviso
dejándote varado en medio de un valle de lágrimas y muertos.
El amor,
porque has escuchado un pájaro de arena en tu jardín.
La furia,
por quienes lo han arrebatado de un bayonetazo.
Lo que nos han arrebatado, Juan,
lo que imperdonablemente nos han arrebatado,
es la esperanza de perpetuar el acto de ser libres.
Sólo la luz escrituraria de tus manos podía redimirnos.


Redención de los días

Cuando ya no queda ni el dolor,
cuando las metáforas ha parido sólo ubicuidad,
cuando ya la noche te tiene de rodillas,
y el deseo se ha hecho piedra
y es piedra tu carne y tu alma y tu esqueleto,
habrás de retomar una palabra
para sostener el mundo
o la huella ciega que queda en su lugar.

 

Los textos fueron tomados de dos fuentes: Antología de poetas santiagueños (Antólogo: Alfonso Nassif ) 1a. ed. Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santiago del Estero (/2013) y del sitio Web El Cuaderno de Asterión (http://elcuadernodeasterion.blogspot.com/). La fotografía se tomó de la página oficial de la UNSE y se encuentra disponible en https://www.unse.edu.ar/edunse/index.php/21-noticia-derecha/68-presentacion-de-1958-estacion-gombrowicz

 

Il pourra egalement vous aider a trouver la motivation http://www.anpaa.asso.fr/build/update/list/le-prix-du-levitra-5646.html vente levitra pour pratiquer un sport regulierement. Cette approche sera appliquee en analysant deux groupes de https://prixno1.com/generic-clomid/ acheter clomid sans ordonnance en france solutions a la misere sexuelle des personnes handicapees, soit des interventions directes par l’aide sexuelle, soit indirectes par l’education a la sexualite.
 

DIEZ POEMAS DE RAFAEL CADENAS

 

Cadenas

 

Rafael Cadenas (Barquisimeto, Lara, 1930), probablemente dueño de una de las voces poéticas más más importantes de la literatura hispanoamericana en los últimos cincuenta años, cercano a cumplir sus noventa años, ha sido distinguido recientemente con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el más importante de los países de lengua española y portuguesa. «Autor de una poesía que reivindica la sencillez y la humildad sin renunciar a tratar los grandes temas universales de la existencia humana, es uno de los poetas más importantes de la lírica latinoamericana de las últimas décadas, además de traductor, profesor universitario y ensayista». Vaya un pequeño homenaje desde nuestras páginas.

 

2. Escribiste: "Estos muros se hacen transparentes cuando te siento.
Mañana traigo los libros.
Te besa".
Mi libertad había nacido tras aquellas paredes. El calabozo núm. 3
se extendía como un amanecer. Su día era vasto.
El pobre carcelero se creía libre porque cerraba la reja, pero
a través de ti yo era innumerable.

                                                            De "Una Isla" (1958)

 

3. Vengo de un reino extraño,
vengo de una isla iluminada,
vengo de los ojos de una mujer.
Desciendo por el día pesadamente.
Música perdida me acompaña.

Una pupila cargadora de frutas
se adentra en lo que ve.

Mi fortaleza,
mi última línea,
mi frontera con el vacío
ha caído hoy.

                                                           De "Una Isla" (1958)

 

2. Desolado

De tanto imaginarte, sonreírte, esperarte, me canso. Te veo y pregunto ¿eres tú?
Respiro tu llegada; ya sin creer.

No me pidas explicaciones.
No me quites la idea que tengo, tan vaga.
No me pruebes, por favor, en terreno firme (me harías a un lado).

Algunas veces de ti no queda nada, una pequeña lámina.
Si llegas, te aproximas, te parece bien, sencillamente será otra cosa, otra cosa, cosa de delirio.
Tendrás magnitud y calor.

Eres el otro lado del botín.
¿Comprendes?

                                                        De "Falsas maniobras" (1966)

 

6. El argumento

Por la mañana                              
leemos anestesiados
las noticias
de la guerra (cualquier guerra),
un titular
bien merece algunos combates;
cada bando
desea demostrar que Dios
está de su parte
con el argumento definitivo;
nuestros ojos recorren
las páginas
-buscamos más confirmaciones
de nuestra derrota
y el periódico trae lo que esperamos encontrar.

                                                           De "Intemperie" (1977)

 

Ars poética

Que cada palabra lleve lo que dice.
Que sea como el temblor que la sostiene.
Que se mantenga como un latido.

No he de proferir adornada falsedad ni poner tinta dudosa ni añadir                    
brillos a lo que es.
Esto me obliga a oírme. Pero estamos aquí para decir verdad.
Seamos reales.
Quiero exactitudes aterradoras.
Tiemblo cuando creo que me falsifico. Debo llevar en peso mis
palabras. Me poseen tanto como yo a ellas.

Si no veo bien, dime tú, tú que me conoces, mi mentira, señálame
la impostura, restriégame la estafa.
Te lo agradeceré, en serio.
Enloquezco por corresponderme.
Sé mi ojo, espérame en la noche y divísame, escrútame, sacúdeme.

                                                              De Intemperie (1977)

 

2. Angst
No es nada, nada
algo sin trascendencia,
nada.
Una dificultad leve
en la respiración.
Problema de angostura
parece.
¿Acaso no sabías
que la puerta es estrecha?

                                                             De "Memorial" (1977)

 

6. Se creyó dueño
y ella lo obligó a la más honda encuesta,
a preguntarse qué era en realidad suyo.
Después lo tomó en sus manos
y fue formando su rostro
con el mismo material del extravío, sin desechar nada,
y lo devolvió a los brazos del origen
como a quien se amó sin decírselo.

                                                            De "Amante" (1983)

 

5. Quién es ese que dice yo
usándote
y después te deja solo?

No eres tú,
tú en el fondo no dices nada.

Él es sólo alguien
que te ha quitado la silla,
un advenedizo
que no te deja ver,
un espectro
que dobla tu voz.

Míralo
cada vez que asome el rostro.

                                                         De "Gestiones" (1992)

 

Disyuntiva

                       La naturaleza de la poesía

                                  es inintencionada.
                                          Goran Palm

Yo quería escribir
un poema,
luego tuve la intención
de no tener intención
y el poema se quedó allí
detenido,
atrapado,
carbonizado entre la chispa
de las dos intenciones
y aquí
lo dejo.

                                                         De "Poemas selectos" (2004)

 

Lo que no digo me persigue
se instala en el día,
lo corroe.
Ácido que iba a ser tinta
me azuza hacia adentro
donde se hastían mudeces.

                                                          De "En torno a Basho y otros asuntos" (2016)

 

 

Los poemas, fueron tomados de diferentes sitios Web. La fotografía de Cadenas se corresponde con la que publica el sitio Web de El cultural" y está disponible en http://www.elcultural.com/noticias/letras/Rafael-Cadenas-gana-el-Premio-Reina-Sofia-de-Poesia-Iberoamericana/12095  Del mismo sitio, se sacó el párrafo entrecomillado en la presentación de sus poemas.

« Le petit catho reglo, il fit pas dans ce job », https://pharmmeds24.com/ cialis prix france pharmacie m’assure Martin, 29 ans, rencontre quelques jours apres ma soiree BDD, a l’heure du petit dejeuner. Des recherches montrent http://nephro2015.fr/vente-cialis-en-ligne-france.htm cialis pharmacie qu’une dysfonction erectile induite par la pornographie peut guerir apres 4 ou 5 mois.
 
Más artículos...