Get Adobe Flash player

Antonio Cruz 1 

 

 

 

    ACERCA DE "UNA BOTELLA DE FILOSOFÍA" DE G.G. MÁRQUEZ

(Textos costeños 1950)


Por Antonio Cruz*

 

Tiempo atrás, Caroline Lepage, una amiga virtual (cosa para nada extraordinario para estos tiempos) que también ama la palabra escrita, publicó una nota acerca de un texto de Gabo que, según algunos traductores on line, dice más o menos así:
«Créeme cuando te digo que García Márquez me habla desde el más allá: ¡Un artículo de 1950 dedicado a los franceses y la Coca cola!»
y adjunta un escrito tomado de "Textos costeños" del año 1950. 

Impactado por la lectura de un texto que no recordaba pero sí había leído, o quizás por el aburrimiento de esa tarde de sábado o por la expectativa de algunos eventos que se acercaban y como una manera de entretener la mente en otras cosas que sean diferentes a la cotidianidad que me acechaba, me aproveché del hermoso texto de Gabo, que gentilmente publicara nuestra amiga virtual francesa para esbozar estas ideas sueltas a los fines de que alguien se inspire y escriba (llegado el caso "In absentia") un ensayo que se llame "Las bebidas populares como fuente de conflictos comerciales y diplomáticos (una aproximación a la sociopolítica)".
Después de leer el artículo mencionado en el título, me he preguntado durante largo rato ¿Qué harían muchos argentinos que han cambiado la ginebra con coca por el fernet con coca si se diera algo como lo que plantea Gabriel García Márquez? Pienso en los tucumanos sin su "sándwich de milanesa" o en los cordobeses sin su mítico "choripán" y me da escalofríos Eso, digo, el escalofrío, me obligó a una segunda disquisición: ¿La nota sigue teniendo vigencia? Luego, mis cavilaciones siguieron otros rumbos que espero no sean escabrosos para quienes se atrevan a leer hasta el final.
Quiero decir que coincido absolutamente con Caroline; esta excelente nota de Gabo, no ha perdido actualidad; solamente ha tomado diferentes locaciones, diferentes nombres y diferentes proporciones y significados.
Para muestra algunos botones: El presidente boliviano Evo Morales llegó a plantear sus cuestionamientos a la Coca cola y, hasta se rumoreó (en 2012) que la habría echado de Bolivia junto a Mc.Donald's, aunque la medida, hasta ahora, no llegó a concretarse. En este punto me parece oportuno aclarar que la famosa empresa de las hamburguesas (que no son precisamente originarias de Hamburgo, cosa similar a lo que ocurre con las "milanesas" argentinas, que no son de Milán sino de Lombardía y que en su país de origen se llaman "empanadas") quebró durante ese mismo 2012, con lo que se evitó una guerra diplomática. En cuanto al tema de Coca cola, no creo que sea tan preocupante. Si se concretara la medida, los habitantes del Altiplano tienen la posibilidad de acceder a una bebida "Cola" más cercana a sus raíces llamada Inca Kola (originaria del Perú y que curiosamente, entre otros países, también se vende en Estados Unidos)
El otro ejemplo del que quiero apropiarme para sostener la hipótesis de que las bebidas más populares suelen ser casi "símbolos nacionales" y/o tener hasta un impacto sociopolítico, es el de la cerveza Corona de México que debido al famoso slogan de Donald Trump, "Make America Great Again", generó una andanada de respuestas, entre ellas, una de los propios fabricantes de la cerveza mexicana en forma de video (sin tilde en la i como se usa por estas tierras) con fines más que nada comerciales, el que contiene una expresa referencia a su "naturaleza" continental mientras en las redes estallaba un "clamor popular" (expresión, que puede ser tildada de "populista") de que se prohíba la venta de Coca Cola en México.
Para finalizar quiero recordar que los argentinos, que "descendemos de los barcos" según una frase de dudosos orígenes (entre otros, se adjudica a Octavio Paz haber dicho «Los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los argentinos de los barcos» aunque también se habla de que supuestamente se sustenta en la teoría evolucionista de Darwin y que diría textualmente «El hombre desciende del mono, los argentinos de los barcos») también sufrimos lo nuestro cuando una disputa acerca del método de fermentación utilizado, ¿obligó? a las bodegas argentinas a cambiar la denominación de "champaña" (o champagne) a los vinos espumantes que se elaboran en Argentina pues, según el canon, la denominación de champagne se reserva a los espumantes franceses fermentados de cierta manera que no es la que se usa por estas tierras (recordemos que los espumantes italianos se llaman "frizzantes" y los españoles "cavas"). No obstante, la solución argentina fue mucho más pragmática; en lugar de trenzarse en disputas semánticas, solo modificaron ligeramente las etiquetas y se solucionó el problema. Cualquier habitante de esta tierra irá al supermercado y comprará su champagne sin la odiosa interferencia de las normas o los métodos de fermentación.
La nota original puede leerse en
https://www.facebook.com/caroline.lepagepoitiers/posts/1073912842743123

Supongo que muchos se preguntarán que tiene esto que ver con la literatura o con la línea editorial de la revista.
Pues bien... Tengo tres más que justificadas razones para incluir este artículo aquí. Primero que nada, trato de demostrar de manera más o menos exacta de que es lo que hablamos cuando decimos "texto disparador"; como un texto de otro autor puede impulsarnos a escribir un texto nuevo, diferente, que puede o no estar relacionado con el original pero que en definitiva, tiene su basamento en él. La segunda es que el tema que se trata, también tiene que ver con la cultura y por último, hablar sobre García Márquez, siempre estará relacionado con el arte.
A quienes tuvieron la valentía de leer hasta el final, les agradezco... A los otros, los invito con un buen "Malbec", promesa que ya se anuncia "irredenta" debido a que, como no leyeron hasta el final, nunca se enterarán de ella.